Lucky ☆ Star.


Hola a todo el mundo. Me voy a dedicar a publicar el que probablemente sea el último post antes de que empiecen las clases en la universidad, y quiero que esta entrada sea para un anime como Lucky ☆ Star.

La primera vez que vi Lucky ☆ Star fue por recomendación de una amiga, tal tarde como hoy, en un “me aburro, ¿Qué hago?” me dijo, mírate este anime, te resultará divertido. Lucky ☆ Star es ante todo una serie para un público que disfrute y conozca el mundo del anime. Con capítulos cortos y sin en apariencia hilo argumental alguno, Lucky ☆ Star consigue atraer al público con golpes cómicos y referencias al mundo del anime.

La historia comienza con cuatro alumnas de preparatoria, vestidas de uniforme y tomando el almuerzo en clase. El personaje principal sin duda es Konata (Nunca podréis ir a un salón del manga sin encontrarte a alguien haciendo cosplay de ella).

Konata es la más baja de todas, con pelo azul largo hasta los tobillos, ojos verdes que nunca tiene totalmente abiertos y el característico lunar en la mejilla. Konata es lista, muy buena en los deportes, excesivamente vaga, pero un as en eso de “Estudiar la noche anterior al examen”. Ella no aparenta la edad que tiene por lo que sus compañeras siempre se meten con ella, pero a Konata no parece importarle, sus únicas preocupaciones en la vida son el manga, el anime y los juegos de rol por internet.

Konata habla en jerga de los MMORPG. (El tanque es el personaje que recibe el daño porque habitualmente cuenta con más vida y mejor armadura).

Vive con su padre, ya que su madre murió cuando ella era pequeña y la relación entre padre e hija parece ser bastante estrecha. Konata hace muchísimas referencias a animes, mangas y series de televisión (muchísimas he tenido que buscarlas por ser incapaz de saber de lo que hablaba) y odia que sus series se retrasen. Juega muy bien a las vídeoconsolas porque según ella “se vicia”, e incluso llega a ganar a su amiga Kagami en un juego de preguntas por haberlas memorizado todas. Se lleva muy bien con su profesora, porque juntas juegan a juegos MMORPG.

Sus dos mejores amigas son las dos gemelas Kagami y Tsukasa, ambas de pelo morado y ojos de la misma tonalidad pero con personalidades completamente opuestas.

Kagami es la mayor, de pelo largo y personalidad tsundere. Konata le saca de sus casillas, pero en el fondo son buenas amigas. Kagami es inteligente y saca buenas notas, por lo que Konata siempre le está pidiendo los deberes para poder copiárselos. Es aficionada al yaoi, como se ve en un capítulo, pero le da vergüenza admitirlo.

Tsukasa por el contrario es mala en los deportes y en los estudios y por mucho que lo intenta siempre fracasa, pero tiene una personalidad alegre y curiosa, además es buena cocinando. Para Konata, Tsukasa es una persona kawai, porque es mucho más inocente que su hermana, siempre se le olvidan las cosas y por sus ojos más aniñados. Tsukasa tiene cierto parecido con Akari, de To Heart, por lo que los fans del anime la acosan en algún capítulo. Es fan del sargento Keroro y se compra un llavero que acaba por perder.

Tsukasa a la izquierda y Kagami a la derecha.

El último personaje  se trata de Miyuki, una chica estudiosa, de pelo rosa largo y gafas enormes. Miyuki hace menos apariciones a lo largo de la serie que las otras tres. Suele irse a la cama temprano y siempre es la persona a la que recurren las demás para resolver sus dudas, como por ejemplo, “Cuál es la cabeza de una caracola de chocolate y cuál su final.” Tiene fobia a que le toquen los ojos, por lo que odia ir al oculista. A pesar de sacar unas notas excelentes, es muy olvidadiza, igual que su madre.

A lo largo del anime se muestran referencias a otros, pero sin duda el más nombrado es La Melancolía de Haruhi Suzumiya, ya que Konata siente devoción por Haruhi, haciendo cosplay de ella en la cafetería en la que trabaja.

Konata y Haruhi.

Las cuatro chicas irán avanzando de curso, con la temática del cambio de uniforme: El rosa de invierno y el azul para el verano e irán añadiéndose más personajes, que tienen un rol secundario, pero que formarán parte del final de la serie.

Sin duda Lucky ☆ Star es una serie que se puede ver siempre que te aburras  e incluso salteándote capítulos.

A pesar de no tener una trama elaborada ni nada que hacer pensar, es un buen entretenimiento y sobre todo hay que reconocer el trabajo de los productores a la hora de recopilar tanta información.

La serie cuenta con un apartado al final de cada capítulo, el Lucky Channel, en el que Akira, una chica de pelo rosado y apariencia kawai aporta información adicional sobre la serie, acompañada de su ayudante Minoru Shiraishi, que además es el único personaje secundario de la serie masculino que tiene rostro y aparece con voz distinta (La suya propia). Esto es curioso, los personajes secundarios, que aparecen de fondo o figurantes, sin importar el género, tienen exactamente la misma voz y si no tienen ninguna interacción con los principales no son más que monigotes de fondo.

En conclusión, recomiendo ver esta serie a cualquiera que crea que esté preparado para considerarse un otaku en potencia. ¿Os atrevéis? e_e

Anuncios